¿Estás tratando de resolver tu propia historia a través de un hijo?


Muchas veces como padres “proyectamos” en los hijos temas que nos pertenecen. Puede ser que un hijo tenga algo “idéntico” a nosotros que nos desagrada de sobremanera o que tenga algo que no tenemos y siempre hemos deseado. De la misma forma, los hijos reactivan ciertas etapas de nuestras vidas en las que dejamos conflictos sin resolver o nos obligan a enfrentarnos con nuestras propias frustraciones, expectativas personales o necesidades insatisfechas. Si todo lo anterior no lo tenemos consciente vamos a tratar de llenar con nuestros hijos espacios vacíos que nos corresponden. Cuando insistas, presiones o estés muy enojado por algo que quieres que tu hijo haga o deje de hacer, mejor voltea hacia ti mismo. Revisa cuál es la parte de tu propia historia que estás tratando de resolver a través de él. Será que con tus “consejos” le estás diciendo entre líneas: “Yo no pude hacerlo, hazlo tú por mi” o “Cambia tú lo que yo no puedo cambiar”. No les hagas esto, no los orilles a la insatisfacción con su propia vida y a la represión de sus más profundos deseos y aspiraciones por anteponerles los tuyos. Esto sólo conduce a la infelicidad y a la enfermedad emocional. Como padre debes trabajar para reconciliarte con tu propia vida y si para lograrlo requieres ayuda profesional, ¡adelante! Recuerda que, lo que quieres que tu hijo sea, debes de serlo tú mismo. #padresestrella #padresconscientes


Entradas destacadas
Entradas recientes