Padres felices, hijos felices


Si quieres saber si eres feliz, analiza cuánto tiempo de tu día dedicas a comentar sobre la vida, las relaciones o las oportunidades/errores de los otros. Es una realidad, entre más feliz eres, más enfocado en ti y en los tuyos estás. Y esto se transmite familiarmente. Ser hijo de padres felices es sentirse seguro, amado y con el permiso de también ser feliz. Los hijos de padres infelices (no saludables emocionalmente) se sienten culpables cuando lo son e inconscientemente evitan estarlo. Trabaja en tu felicidad y estarás trabajando en la de tus hijos. #padresestrella #padresfelices


Entradas destacadas
Entradas recientes